estrategias para superar un mal día

estrategias para superar un mal día


Centro Nuevo Día por Centro Nuevo Día
27/05/2019

Los días son solo eso: días, nosotros somos los que le aportamos un cierto significado a esas 24 horas (piensa en el día de tu aniversario, el nacimiento de tu primer hijo o de tu cumpleaños).

Y por eso, tenemos el control para editar el significado negativo que le hemos atribuido.

Ojo: si tienes muchos “malos días” seguidos, realmente te encuentras mal anímicamente la mayor parte del tiempo o estás viviendo una situación muy difícil en tu vida, por favor no lo dejes pasar y acude a un profesional. Un psicólogo puede ayudarte a encontrar la raíz de ese malestar emocional y evitar que se convierta en algo más crónico

 

Una vez dicho eso, a continuación encuentras 6 estrategias prácticas e inmediatas, que te ayudaran a estar más equipado para hacer frente a los malos días.

1. Escribir

 

Esa es mi estrategia #1 para rescatar un día precioso que quizás se está convirtiendo en algo mas gris.

Es el mejor antídoto para que esos pensamientos de tristeza, culpa, ansiedad o estrés dejen de vivir en tu cabeza y se muden a un papel. Además es una estrategia basada en un estudio realizado por la universidad de Cambridge 1

Si estás leyendo esto y, tu día solo está empeorando cada hora, deja de leer y escribe todo lo que salga de tu cabeza, no importa que no tenga sentido.

Aquí hay 2 sugerencias de lo que puedes empezar a escribir:

  • Empieza escribiendo esto: «Hoy no es un buen día porque….» y continúa redactando todo lo que ha ocurrido

Imagina que eres un reportero que tiene que escribir en el periódico las últimas noticias o, piensa que estás escribiendo un correo electrónico a un amigo y necesitas desahogarte.

  • Escribe un desglose de todas las emociones que sientes

Así como las etiquetas de la ropa tienen detalladamente todos los materiales usados o las etiquetas de alimentos tienen todos los ingredientes muy bien desglosados, también puedes hacerlo tú con los sentimientos y emociones que estás experimentando.

¡Vamos inténtalo! ¿qué es lo peor que puede pasar en el peor día?…

2. Estrategia de la linterna

 

 

Imagina una habitación en plena oscuridad.

Cuando prendes una linterna, la luz solo apunta en una dirección y, por lo tanto, solo puede alumbrar una parte de toda la habitación. Tú tienes la linterna en tus manos y tú eres quien decide hacia dónde apuntar.

En un mal día, toma la linterna de tu atención y enfócala hacia algo positivo o neutral. Alumbra algo no tan malo de tu día,  podría ser la taza de café que tomaste esta mañana, el dulce perrito que encontraste de camino al trabajo o ese par de ojos saludables que te permiten leer este artículo.

Es muy fácil perder de vista estas pequeñas cosas cuando estamos molestos. Te reto a romper esa tendencia, la próxima vez que tengas un mal día, enfoca tu atención en algo mejor.

3.- Estrategia de la balanza

 

Si buscas en google «cómo tener una vida equilibrada» veras millones de resultados.

Y es que hay tantas cosas que tenemos que equilibrar en nuestras vidas: trabajo, familia, cuidado personal, relaciones personales y un largo etcétera. Pero yo creo que tener un balance en la vida, comienza a micro escala: en tu día a día y, ¿qué mejor oportunidad de encontrar un balance saludable y positivo cuando algo negativo te ocurre?

Esa es mi estrategia para ti:

Si te ocurrió algo que definitivamente no planeaste o algo malo, entonces, tienes que inclinar la balanza hacia la otra dirección. Haz algo bueno o positivo para ti o para alguien más justo después (o a lo largo de ese día).

Por ejemplo:

  • Se te cayó tu capuchino al suelo, pero le dejaste una propina con sonrisa al barista
  • Tuviste un problema en tu trabajo, pero decidiste ayudar al compañero nuevo
  • Perdiste el tren, pero decidiste comprarte tu revista favorita para leer con calma

Encuentra tu balance,  verás que bien te sientes después.

4.- Si vas a creer en algo, cree en que tienes buena suerte

 

Una creencia influye en nuestras decisiones, en nuestra atención y percepción de la vida. Por eso, si vas a creer en la suerte, piensa que tienes de la buena.

¿Has visto a los jugadores de tenis antes del saque? Por ejemplo Rafael Nadal se toca la nariz, el hombro y hasta se acomoda el calzoncillo. En algunas entrevistas, él asegura que es parte de su ritual habitual para mantener la concentración y quizás también para mentalizarse en que será un buen juego.

Así que a ti también pude ayudarte el tener un pequeño ritual con el que te mentalices de que hoy será un buen día.

Este ritual tampoco se trata de algo místico o de hacer el baile «de la pelusa» bajo la luna llena, simplemente puedes decir una afirmación positiva muy personal cuando te despiertes, ducharte y poner en práctica el mindfulness o meditar unos minutos después de tu café.

5.- Cambia algo en tu ambiente

 

Mira a tu alrededor y piensa qué tienes inmediatamente a tu alcance para modificar el ambiente.

No te preocupes no tienes que llamar al carpintero para remodelar tu casa o pintar las paredes de tu oficina, cosas muy insignificantes pueden ayudar a tu cerebro a mejorar el estado de ánimo y la percepción del día.

Aquí te dejo algunas ideas:

  • Prende una vela con un aroma citrico o a lavanda
  • Sal a caminar, de preferencia a un área verde y con solecito
  • Pon música y si puedes baila o canta
  • Cambia tu expresión facial, si es hacia una sonrisa ¡mucho mejor!

6.-Estrategia del peor panorama

 

 

Está estrategia quizás funcione si todas las demás no logran mejorar la perspectiva que tienes sobre tu día.

Lo único que tienes que hacer es imaginar alguna forma en la que algún evento negativo de tu día, podría haber salido mucho peor.

Por ejemplo:

  • El día en el que una llamada telefónica te hizo distraerte y quemaste tu camisa nueva con la plancha, tuviste suerte porque pudo haber ocasionado un incendio
  • El día en el que se te rompió un plato de la vajilla de la abuela, pero por lo menos no te cortaste levantando los cristales
  • El día en el que se te cayó el móvil y se rompió la pantalla, pero por lo menos aún funciona y no se te cayó al inodoro público.

Ahora ya sabes qué puedes hacer en un mal día para rescatarlo.

Toda las estrategias tienen el objetivo de darle un giro positivo a tu día, identificar mejor tus emociones y hacerte sentir mejor.

Por:Tania Sanz


Centro Nuevo Día
Acerca de Centro Nuevo Día

Centro de tratamiento para alcoholismo, drogadicción y otro tipo de adicciones.


Artículos Relacionados:

Comenta desde Facebook