Tú adulto, aprende de los niños.

Tú adulto, aprende de los niños.


Centro Nuevo Día por Centro Nuevo Día
18/02/2016

Pasamos el principio de nuestra vida intentando dejar atrás la infancia, ser más responsables, 

aprender esotéricos conocimientos, madurar, etc. Nos esforzamos en convertirnos en esos 

adultos responsables e independientes que admiramos… solo para darnos cuenta que hemos 

perdido por el camino todo aquello que realmente era especial y divertido.

Existen muchísimas cosas que podemos aprender de los niños, de su actitud ante la vida, 

la forma de enfrentarse a problemas, su decisión… Aún no hemos entendido que realmente 

no tenemos que esforzarnos en aprender a ser creativos e innovadores, sino que 

únicamente debemos recordarlo.

1.- Pon el corazón en lo que hagas. Da igual, que estés jugando, corriendo o montando un 

puzzle. En ese momento es lo único importante, así que disfrútalo con todo tu ser, energía y 

pasión.

2.- Sé flexible y adaptable. Da igual que al principio no te salga y te frustres. Al final lo 

conseguirás, la clave es seguir intentándolo y explorar otras formas diferentes… al final serás 

capaz.

3.- Deja atrás tus prejuicios. Si olvidas tus ideas preconcebidas podrás descubrir que el 

mundo es mucho más fácil y atractivo, y que está lleno de posibilidades.

4.- Tienes que divertirte. Aburrirse es aburrido. Si no te diviertes, es que algo estás haciendo 

mal. Aunque sea con un palo y una piedra, siempre es posible pasarlo bien. La clave está en 

tu imaginación.

5.- El mundo está lleno de cosas asombrosas. La ilusión por descubrirlas es una de las 

mejores motivaciones que hay. No hay nada malo en asombrarse y expresar genuina ilusión, 

sino más bien lo contrario. Es el principio de algo apasionante, así que no tengas miedo de 

explorar.

6.- Compartir es divertido. Aunque jugar sólo está bien, lo mejor es compartir tus juguetes 

con otros niños. Juntos podemos descubrir más cosas que solos, y además es un proceso 

más divertido

7.- Si te caes, levántate. Aunque te hayas hecho daño y te duela, tras llorar un poco hay que 

levantarse, y volver a intentarlo. Estar lamentándote hace que te pierdas cosas divertidas. No 

tengas miedo a equivocarte, es sólo un paso en el camino.

8.- No tengas miedo a relacionarte. La vergüenza sólo sirve para no hacer cosas. Conocer a 

otros como tú, jugar con ellos y pasarlo estupendamente bien vale el esfuerzo.

9.- Expresa tus emociones. Tanto si eres absolutamente feliz como si estás triste, déjalo 

salir. Te sentirás genial, y aprenderás a reconocer y aceptar tus emociones. Si las dejas 

dentro, acabarás por no ser feliz.

10.- Mira las cosas como si fuera la primera vez que las vieras. Tu mente está llena de 

posibilidades, así que celebra lo extraordinario y elimina tus prejuicios... Lo que te llevará a ser 

capaz de encontrar nuevas ideas y posibilidades.


Centro Nuevo Día
Acerca de Centro Nuevo Día

Centro de tratamiento para alcoholismo, drogadicción y otro tipo de adicciones.


Artículos Relacionados:

Comenta desde Facebook